¿CUÁL ES MI PESO IDEAL? ¿CUÁNTO TENGO QUE ADELGAZAR? ¿EN CUÁNTO TIEMPO LO ALCANZARÉ? ¿VOLVERÉ A ENGORDAR?

Son muchas las dudas que os asaltan cuando decidís comprometeros con vuestro peso y salud, por ello, a través de este artículo veremos como enfocar estas y otras cuestiones relacionadas con la pérdida de peso. Pros y contras las de formas de analizar la composición corporal y sobre que marcadores debemos poner el foco para una  pérdida saludable y a largo plazo.

Empezamos!

1. ¿Cuál es mi peso ideal?

Puedes encontrar multitud de calculadoras  o tablas en las cuales se muestra un rango de pesos en base a tu estatura, género y complexión pero no tienen ninguna validación científica y no tienen en cuenta la cantidad de masa grasa o masa muscular o edad o población, etc.

Así que, peso ideal ….Descartado!

2. ¿Qué es el Índice de Masa Corporal o IMC?

Es una fórmula que relaciona peso y altura para establecer el estado ponderal de una persona. Se calcula dividiendo el peso en kilogramos entre la talla en metros al cuadrado (IMC=kg/m2). 

Define normopeso las cifras comprendidas entre 18.5 y 24.9,  por debajo de 18.5 sería bajo peso y por encima de 25 empieza sobrepeso I, II (preobesidad), obesidad I, II, III (mórbida) o IV (extrema).

Esta clasificación tan sencilla tiene como aspecto negativo no tener en cuenta:  condición física, edad, género, patologías,….Por ejemplo, una persona con una elevada masa muscular según IMC puede clasificarse como sobrepeso u obesidad aunque apenas tenga grasa o llegar a un normopeso según IMC en obesidad implicaría perder parte de la masa muscular que habéis desarrollado como compensación al exceso de peso.

Así que, IMC….impreciso!

 

3. ¿Cómo conocer mi masa grasa?

La determinación de la masa grasa es uno de los parámetros fundamentales, ya que, la obesidad se define como el aumento de la grasa corporal.

Sobrepeso y obesidad son enfermedades crónicas complejas en las que intervienen múltiples factores, que han triplicado su incidencia en todo el mundo. La OMS estima que 2.8 millones de personas mueren al año por esta causa y son alarmantes las cifras en niños de corta edad que ya padecen sobrepeso con el consecuente riesgo de sufrir diabetes temprana, enfermedades cardiovasculares o discapacidad en la etapa adulta.

Hay distintas formas de establecer una aproximación a nuestra masa grasa a través de:

- DEXA:

Técnica radiológica muy precisa pero costosa que mediante rayos X de baja radiación nos permite diferenciar distintos tejidos (hueso, masa grasa y magra) y zonas de localización con la máxima precisión.

composición corporal

- BÁSCULA DE IMPEDANCIA:

Se basan en la oposición de los tejidos a una corriente eléctrica de muy baja intensidad que circula por el organismo realizando una estimación de nuestro porcentaje de masa grasa y libre de grasa (líquidos corporales y masa muscular). Pero recalco que es una estimación que puede variar en función de la calidad de la máquina o estados corporales como nivel de hidratación, consumo de alcohol, tiempo desde un entrenamiento intenso, ciclo menstrual, hora de pesaje, etc.

Es el método más utilizado en consulta por su sencillez y porque nos permite trazar una tendencia a lo largo de las sesiones.

Pero el porcentaje de masa grasa tampoco es una cifra absoluta que nos lleve a pesarnos diariamente para aquellos que tenéis básculas de este tipo en su versión casera porque la masa grasa no se va a mover de un día a otro.

báscula impedancia

- ANTROPOMETRÍA CON PLICÓMETRO:

 Es una técnica muy efectiva para establecer la masa muscular y grasa sobre todo en deportistas, no así en sobrepeso-obesidad y el profesional debe estar entrenado en la técnica y contar con el material adecuado.

- HÍGADO GRASO NO ALCOHÓLICO:

Se detecta cuando el tejido de nuestro hígado comienza a acumular grasa que le causa inflamación, muerte celular y cicatrices o fibrosis. Esto dificulta que la sangre fluya a través de él, aumenta el riesgo cardiovascular, cirrosis y cáncer hepático.  Suele detectarse por alteraciones analíticas y/o una ecografía entre otras técnicas diagnósticas.

Cuidar este órgano tan valioso será nuestra prioridad y puede verse afectado por pérdidas de peso extremas o sin supervisión profesional.

4. ¿Las mediciones de cintura y cadera son un buen indicador?

Es un indicador asequible y fácil para comprobar que estoy perdiendo grasa en las zonas centrales del cuerpo. En concreto, perímetros de cintura por encima de 102 cm en hombres y 88 cm en mujeres se asocian a mayor riesgo de padecer problemas cardiovasculares o de resistencia a la insulina (diabetes). 

La periodicidad de toma de estas medidas la estableceremos en consulta. Su variación no tienen porque verse de una semana a otra, lleva su tiempo.

Te indico a continuación consejos sobre cómo realizar una medición más precisa y como se calcula el índice cintura-cadera.

5. Parámetros analíticos y respiratorios.

Deficiencias nutricionales en vitaminas y minerales o desajustes hormonales pueden impedir nuestra correcta pérdida de peso. Por ello, es vital una analítica completa al comienzo y periódicamente durante el proceso. Tras cirugía bariátrica estos chequeos analíticos, ajustar la medicación y suplementación en base a tus necesidades. También son imprescindibles las revisiones ginecológicas en la mujer.

Muchos comenzáis a usar CPAP, la máquina para paliar la apnea del sueño antes de la cirugía de la obesidad y debéis ir pasando las revisiones periódicas hasta que ya no la necesitáis para dormir. Este también es un buen indicador de salud y una batalla ganada a celebrar en esta carrera de fondo.

6. ¿En cuánto tiempo debería alcanzar un peso saludable?

La clave no está en kilos y tiempo sino hábitos y estilo de vida saludable, por lo que tienes toda la vida para practicarlo.

Al comienzo es normal perder más, sobre todo si el peso de partida el alto pero el objetivo que muchos os marcáis de 1 kg a la semana no es razonable mantenerlo a largo plazo. Tu alimentación puede hacerse demasiado restrictiva e incurrir en déficit nutricionales importantes, además de ser tan extremadamente limitada y aburrida que te invite a abandonar.

Además, descensos rápidos suelen deberse más a pérdida de líquidos y de masa muscular que de grasa y, es entonces, cuando aparece el efecto rebote si volvemos a comer “normal”.

La constancia practicando una alimentación saludable y ejercicio físico puede llevarte a pérdidas más moderadas a priori, de entre 500 g y 1 kg de peso a la semana, pero una mayor movilización de masa grasa mejorará considerablemente no solo tu percepción corporal sino tu salud.

Incluso en cirugía bariátrica, no se recomiendan perdidas de peso extremas superiores a 2 kg a la semana, mantenidas en el tiempo.  Al comienzo, la limitación de la capacidad del nuevo estómago acelera mucho la pérdida de peso, pero si no se acompaña de una correcta suplementación, alimentación y actividad física adaptada, no se garantiza la pérdida de masa grasa con lo que el efecto rebote también se da al cabo de los años y las patologías asociadas no acaban de mejorar. 

Consejos para enfocar tu proceso de pérdida de peso:

☑️ Conoce tu punto de partida de la mano de un equipo profesional

Endocrino y nutricionista en un reajuste de peso o endocrino-nutrición-cirugía-psicología en el caso de someterte a cirugía de la obesidad de mayor recorrido. 

Una analítica reciente, las pruebas complementarias que necesites, conocer tus hábitos de vida, alimentación y tu relación con la comida son clave tanto para nosotros como para ti. Aprovecha este momento de parar a conocerte un poquito mejor.

Puedes visitarnos presencialmente en https://www.clinica-santa-elena.org/es#

☑️ Menos “trucos” y más “tratos”.

Tratos son los acuerdos y compromisos a los que llegamos en consulta, que nos guiarán e iremos plasmando en forma de pauta nutricional que harás tuya. Pero no te preocupes, claro que habrá “trucos” o más bien consejos que te ayuden a vencer tus barreras nutricionales.

☑️ Mucho de “como si…" tuviera el hábito”

Quizá ahora mismo, tu estado de salud cojee y de hoy a mañana no va a estar saludable pero siempre puedo hacer un «como si lo fuera» y empezar a practicar aquellos hábitos que me lleven por el buen camino.

Solo con imaginarlo no se cumplirá pero actuando como tal, llegarás!.   

Ejemplo. Si quiero que mi alimentación sea saludable actúa “como si ….» con compra saludable, siguiendo la pauta que hemos creado para ti, comparte y trabaja las barreras que te van surgiendo….y mientras los resultados van llegando.

☑️ Haz de tu vida, una carrera de fondo.

¿En cuánto tiempo has ganado este peso?  O ¿cuánto llevas subiendo y bajando? No pretendas conseguirlo con dedicación exclusiva a tu “dieta super estricta” y quitártelo cuanto antes, porque el resto del mundo sigue girando, surgen millones de cosas y no es viable para la mayoría. Disfruta de tu autocuidado día a día, aprende de cada error.. no será recto …¿cuándo lo es? pero es único y tuyo.

☑️ Peso, grasa, composición corporal….son solo pequeñas partes de tu todo!

Si tienes  más dudas sobre tu cirugía bariátrica, puedes consultar CIRUGÍA DE LA OBESIDAD: dudas sobre tu alimentación 

También puedes dejármelas en comentarios y estaré encantada de resolverlas, gracias !!!. 

No hay comentarios

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar